Reseña | Una segunda oportunidad




Encarna Magín · Cristal · R. Contemporánea · Independiente
Ari y Xavi no tenían ni idea de la treta que les tenía preparada el destino el día que tropezaron mientras caminaban a toda prisa por la vida. Él es un empresario vinícola muy bien situado, cuya vida transcurre entre sus negocios y las visitas al hospital para acompañar a su hijo, gravemente enfermo. Y Ari intenta sobre vivir a los escasos ingresos con los que cuenta, y hace todo lo que puede para mantener abierta Una segunda oportunidad, la protectora de animales que dirige con su amiga Carol. Página a página, su historia revela que, a pesar de los jirones del camino, dos personas con pasados dispares y expectativas propias pueden luchar por compartir un futuro común, aunque para conseguirlo deberán soltar el lastre que han ido acumulando a lo largo de los peores años de su vida. Para encontrar el lugar de deseo tendrán que adentrarse en su interior más desconocido, ignorando si la ardiente cuerda floja les llevará al goce, o a la destrucción. Y todo ello sin saber dónde habitan los límites de la esperanza.

Opinión personal 

Conocí a Encarna Magín hace ya varios años con su libro Suaves pétalos de amor, un libro de romántica erótica que me gustó mucho. Hasta hoy no había vuelto a leer nada de ella, y en Una segunda oportunidad, cambia de registro para sumergirnos en una de esas historias que una vez que terminas de leerla, te sigue rondando por la cabeza. Una historia que me la he leído en una tarde, llena de valores, bonita, tierna y romántica.

Ari es una mujer llena de valores, dedicada por completo a los demás. Trabaja en una institución para personas de bajos recursos, y también lleva junto a su inseparable amiga Carol un centro de acogida para animales llamado, "Una segunda oportunidad". Su día a día es trabajar y trabajar, y ella se siente feliz así, pudiendo ayudar a quién lo necesite. Nada le hacía presagiar que en su vida se cruzaría de la noche a la mañana Xavi, un importante hombre de negocios que tiene a su nombre una empresa vinícola heredada de su familia. Xavi ha vívido siempre la vida que ha querido, viajando de un sitio para otro e intentando ser un hombre de éxito, lo cual ha conseguido ya que su posición social es muy acomodada. A día de hoy es un hombre dedicado en cuerpo y alma a su único hijo, que sufre de una grave enfermedad. Su única distracción es su trabajo al cual dedica el resto del tiempo que no está con su hijo, no hay en su vida tiempo para nada más, por eso cuando entra en su vida Ari es como un soplo de aire fresco, es lo que necesitaba para pensar que quizás en la vida sí existan las segundas oportunidades y no hay que dejarlas escapar.

Sus miradas, una azul celeste y la otra color miel, se enredaron, se acariciaron y, aunque imposible, ambos quedaron tan atrapados en una especie de energía invisible tan potente, que el mundo a su alrededor se esfumó. Ni los coches circulando por la carretera, ni las conversaciones de la gente caminando por la acera, lograron interrumpir el mágico momento. Aún duró unos segundos más. Pero nunca antes unos segundos fueron tan importantes como aquellos en los que las palabras no hicieron falta. Resultaron unos instantes tan intensos que, una vez que cada cual se fue por su camino a librar la batalla de la vida diaria, aún esos segundos tuvieron fuerza para seguir latiendo en sus corazones.


Como he comentado más arriba, la autora nos presenta una historia con unos personajes llenos de valores, a mí me encantan los animales, por eso el trato que la autora les da en la historia y con la importancia que trata el maltrato y abandono de los mismos, me ha gustado mucho y me ha emocionado, un mensaje que todo el mundo nos deberíamos aplicar. La historia se lee muy bien, no es muy extensa en páginas, pero no he echado en falta nada, ha sabido dar los tiempos necesarios a cada momento que ha necesitado la historia. Te remueve por dentro, toca temas que llegan y te hacen replantearte muchas cosas, con escenas muy tiernas, emotivas, que me han hecho soltar alguna que otra lágrima, llenas de emoción, con el factor denominador común de el amor, y el respeto por la vida. La parte digamos más cómica la pone Carol, la amiga de Ari, quién con su lengua un poco suelta, pondrá en más de una ocasión a su amiga en alguna que otra situación embarazosa. La relación que surge entre Ari y Xavi me ha gustado mucho, no es fácil para ninguno de los dos, sobre todo para él, cuando llegado el momento tenga que afrontar la prueba más dura que le tenga preparada el destino y ahí será cuando tenga que decidir, si esa segunda oportunidad que se le ha presentado en la vida al conocer a Ari la aprovecha.

Una segunda oportunidad es una historia preciosa, tierna, emotiva, que os hará pasar una muy buena lectura y os hará reflexionar sobre ciertos aspectos. Pero sobre todo, es una historia llena de amor en todos los sentidos. Por mi parte os la recomiendo.

* Clic sobre el fan art para ampliar.

Reseña | Sublime tentación



Dana Jordan · Vergara · R. Suspense · 22 Septiembre
Serena Logan es una detective del Departamento de Policía de Nueva York. El amor la ha tratado muy mal últimamente, y hace meses que solo vive para su profesión. Alexander Barrymore, afamado abogado penalista, pertenece a una de las familias más prestigiosas del país. Además de ser un implacable hombre de leyes y contar en su cartera con clientes influyentes, también goza de gran fama de mujeriego y seductor. Cuando a Serena y a su compañero les es asignado el caso del «atracador de la chistera», que está sembrando el pánico en la zona de Broadway, creen que tendrán que vérselas con un ladrón. Pero el destino y un asesinato relacionado con el atracador harán que Serena y Alexander se encuentren y deban trabajar juntos. La magnética seducción que ejerce sobre ella el abogado hará tambalear las defensas de Serena… Mientras tanto, el asesino sigue suelto, el tiempo apremia y el abogado y la detective deberán aprender a confiar el uno en el otro.

Opinión personal 

Hasta ahora todo lo que he leído de esta autora, tanto con su nombre Ana R. Vivo como con su seudónimo Dana Jordan, me ha gustado mucho, sobre todo en el género Romántica de suspense que se le da genial, lo borda. Tenía muchas ganas de leer Sublime tentación desde que anunciara que sería sobre Alexander Barrymore, uno de los personaje que salía en su anterior libro Oscura fascinación (reseña AQUÍ). Una vez más el entramado que ha creado con el suspense me ha encantado, unido a la parte romántica, han hecho de la historia un cóctel explosivo y perfecto.

El atracador de la chistera está sembrado el pánico entre la población femenina. Acecha a sus víctimas en plena noche acorralándolas y obteniendo de ellas lo que desea. Hasta ahora ha sido imposible atraparlo, por eso cuando a Serena le es asignado el caso, pondrá todo su empeño de llegar hasta al final. Pero el destino le tiene preparada una sorpresa y no es otra que tener que trabajar en equipo con el exitoso, atractivo e importante abogado Alexander Barrymore, perteneciente a una de las familias de abogados con más renombre de la ciudad. El deseo que desde un primer momento sentirán los dos es imposible de negar, pero Serena está dispuesta que no vaya a más, no se fía de él, sabe que tiene a cuanta mujer quiere y en torno a él hay un halo de peligro seductor que podría dañar su corazón, el mismo que está bastante desgastado desde que se cruzaron en su camino dos hombres que la utilizaron en su propio beneficio y a día de hoy su nombre no sea muy respetado entre sus compañeros de profesión. Por eso no está dispuesta que ningún otro vuelva bajarle su autoestima ya de por si tocada. Para Alexander, Serena es todo un desafío, sabe que bajo esa coraza de mujer dura hay mucho más que la tiene a la expectativa y no la deja mostrarse tal cual, pero no está dispuesto a dejarla escapar, ha sido la única mujer que le ha creado suficiente deseo e interés para llegar hasta el final. Por eso cuando se le presenta la oportunidad de trabajar en el mismo caso, no dejará pasar la oportunidad e irá a por todas con todas sus consecuencias.


En un segundo Serena pasó de estar hecha un mar de lágrimas a colgarse de su cuello mientras unía sus labios a los suyos en un roce suave como un murmullo. Dejó que lo besara sin prisas, sin lujuria; que sus bocas se buscaran en silencio, en besos largos y gloriosos. Era la primera vez que una mujer lo besaba de aquella manera tan suave. Sin promesas de algo más, sin jadeos ni rasgaduras de ropa ni nada que incitara a promesas de de una sesión de puro sexo. Ella lamió con dulzura las comisuras de sus labios, lo tentó varias veces con la punta de la lengua y él dejó hacer como un niño bueno con modales de espléndido caballero.

 ¡Joder! Se había puesto duro como una roca, pero sus manos seguían arriba y abajo, consolándola. Hizo exactamente lo que ella deseaba en aquel momento, algo que rara vez habría esperado de un hombre: que la comprendiera y que reconociera su poder.



La trama me ha encantado, la perfecta armonía que su autora ha creado en torno al suspense y la parte romántica ha sido perfecta, con unos personajes muy bien perfilados, no solo los protagonistas sino los secundarios, haciendo que el interés y las ganas de seguir leyendo no hayan disminuido en ningún momento, al revés, ha ido a más. Como he comentado otras veces, me gusta mucho la forma de  escribir que tiene Dana /Ana, hace que la lectura sea amena, interesante, dotando a la historia de lo necesario para hacerla atractiva y que en ningún momento sientas que sobre o falte nada. Un equilibrio que consigue perfecto.
Sublime tentación es una historia donde el suspense es intenso y donde sus personajes desprenden un halo de sensualidad y seducción que consiguen durante toda su lectura que estás deseando pasar páginas para saber que ocurrirá. Una lectura perfecta, que te deja con muchas ganas del siguiente ya que la autora te regala un final con dos personajes que me muero por leer su historia. 

* Click sobre el fan art para ampliar. 

Reseña | 39 cafés y un desayuno






Lidia Herbada · Espasa · Chick lit  · 9 Septiembre
Hay cafés cargados, otros espesos, algunos que se quedan cortos y otros que son el desayuno. Como el amor. Martina es una mujer como cualquier otra. En el camino de la treintena, comienza a preguntarse cómo lograr ese amor del que todos hablan y solo unos pocos consiguen. Su hermana Amélie, una chica divertida y apasionada por las nuevas tecnologías, será su cicerone en la búsqueda del hombre perfecto. El amor ya no está en el aire, como decía la canción: ahora está en la red. ¿Qué os parece?







Opinión personal

Como he comentado en otras ocasiones, no soy muy dada a este tipo de género, el Chick lit, si bien es cierto que he leído alguno que otro que sí me ha gustado, en general los que  he leído han pasado sin pena ni gloria. Lo primero que me llamó la atención de este libro fue su portada, me gustó y al leer la sinopsis me apeteció leerlo. Debo decir que en sí la historia no es una novela al uso, aquí su autora nos adentra en dar a conocer las relaciones a través de las redes sociales, esas páginas que hay por el ciberespacio donde con un perfil te sumerges en ese mundo para ligar, o conocer a otras personas. En ese sentido no esperéis una historia romántica porque en sí, no lo es.  El mensaje va encaminado en saber valorarnos por nosotros mismos, aceptar como somos y no ponernos nunca una careta para impresionar a nadie, quién nos quiera debe ser tal cual somos.

Amélie es la encargada de abrir a su hermana Martina un perfil en una página de contactos, y así allanarle un poco el camino para que su hermana se suelte y pueda conocer al hombre de su vida. Metida en los treinta, piensa que se le están pasando los mejores días de su vida y no ha conocido todavía ese amor que la haga sentir mariposas y ser feliz. Por eso acepta la idea que le surgiere su hermana y comenzará así a conocer a todo tipo de hombres. Sus citas tendrán de todo, a cual más vario pintas, y es que en la gran mayoría de los casos se tiende a engalanar los perfiles, ya sean con fotos que no es la persona realmente, o poniendo una biografía personal demasiado perfecta. Durante todo el libro iremos conociendo a Martina en las citas a las que acepta quedar, de las cuales algunas desde el primer momento sabrá que no es su tipo, y con otras se sumergirá en una relación que terminarán llegado el momento por hacerle daño.

¿Qué edad tienes? , ¿a qué te dedicas?, ¿qué buscas?, son las tres preguntas del millón. Toda persona que alguna vez a conocido a alguien por internet las ha hecho, aunque la tercera tiene trampa, porque es una pregunta que dice mucho de una persona. Pues contestar con un "no busco nada" o " me gusta encontrar más que buscar". Eso significará que tiene miedo, que le da vergüenza reconocer que está buscando como todos los que estamos en la página; es un perfil inocente, sin profanar, está menos trillado que el que dice " te busco a ti.

El mensaje de la autora me ha gustado, para todo el mundo que tiende a buscar relaciones en el ciberespacio, te abre una ventana donde con sus consejos y la propia experiencia de su protagonista te va haciendo ver que no todo es color de rosa y que hay que saber muy bien donde te metes y no creer a pie juntilla todo desde un primer momento. El libro tiene ironía y momentos divertidos en los que se verá envuelta Martina con sus diferentes citas. Yo no he llegado a conectar con la historia, es cierto que quizás esperaba otra cosa y como he comentado más arriba no soy muy dada a leer este tipo de historias. Otra cosa que me llamó la atención es que la narración no la hace Martina, sino su hermana y es a través de ella como conocemos todo, con reflexiones y con los diferentes cafés que su hermana irá tomando en las citas, de ahí el título de el libro. El final me ha gustado y me ha resultado natural.
39 cafés y un desayuno, trata sobre las relaciones a través de internet, donde el principal mensaje que quiere hacernos llegar la autora, es el aceptarnos a nosotros mismo y nunca fingir lo que no somos. Un libro que a los que os gusten este tipo de historias os hará pasar un rato divertido. 

Reseña | La decisión de Olivia



· M. Leighton
· Phoebe
· Romántica contemporánea
· 15 Septiembre
· The bad boys I
Una chica, dos gemelos, un triángulo imposible... Olivia Townsend solo quiere terminar sus estudios universitarios para regresar a casa y ayudar a su padre en su negocio. No está dispuesta a dejarle tirado como hizo su madre, incluso aunque ello suponga dejar su propia vida a un lado. Tiene las ideas claras y no va a permitir que nada la aleje de su camino. Pero su determinación se tambalea cuando entran en su vida los gemelos Cash y Nash Davenport. Cash es el tipo de hombre que siempre le ha gustado; un chico malo, sexy y peligroso que quiere llevársela a la cama a cualquier precio. Se siente tan atraída por él que solo es necesario un beso para que se olvide de lo poco conveniente que es. Nash, sin embargo, parece exactamente lo que necesita: un hombre de éxito, responsable y muy apasionado. Pero está pillado, y nada menos que por su hermosa, bien relacionada y rica prima Marissa. Eso no impide que se derrita cada vez que Nash la mira. No es necesario más que un roce para que olvide que no pueden estar juntos. Pronto le resulta evidente que ellos le ocultan algo. Algo que debería hacerla huir tan lejos como fuera posible. Pero ya es demasiado tarde para escapar, Olivia se ha enamorado… de los dos. Los dos han capturado su corazón… los dos hacen arder su cuerpo… Los quiere a los dos… y los dos la quieren a ella.

Opinión personal 

Hay libros que al leer la sinopsis captan tu atención. Eso me ha pasado con La decisión de Olivia, sobre todo el tema de los dos gemelos. No sabía que me iba encontrar en este libro, lo cierto es que lo empecé ayer y lo acabo de terminar. Tiene una lectura fluida, sencilla, vas leyendo sin apenas darte cuenta, y unos personajes que junto a la trama engancha, al menos conmigo lo ha conseguido, y no solo eso, sino el giro que da la historia en un momento dado no lo esperaba, y me ha sorprendido. 

Oliva es una chica que se gana la vida trabajando en un bar y lo compagina con sus estudios en la universidad, donde está estudiando contabilidad para así en un futuro poder hacerse cargo del negocio familiar de su padre, su único familiar ya que su madre los abandonó a ambos. Es una chica de ideas fijas y responsable, pero todo se complicará cuando entran en su vida Nash y Cash Davenport, dos hermanos gemelos idénticos que le podrá la vida del revés. Siendo los dos físicamente iguales, eso es lo único que comparten entre ellos. Nash está terminando las prácticas para dedicarse a la abogacía, sexy, responsable, atento, todo hombre que cualquier mujer anhelaría, con el gran problema que tiene pareja y no cualquier pareja. Cash es todo lo contrarío, el chico malo, dueño de un pub de copas, la clase de hombre que sabes que no te conviene pero que todo tu cuerpo te empuja hacía él, y sobre todo sabiendo que nada bueno podría salir de ahí. Mientras más los va conociendo a ambos, más problemas y contradicciones comienza a sentir Olivia, y es que no entiende como puede sentir el mismo deseo y pasión por los dos. En esta encrucijada se encontrará nuestra protagonista, donde la razón y lo que dicta su corazón estarán enfrentados.

Cuanto más tiempo paso con ella, más evidente me resulta que en Olivia hay mucho más que una tímida sonrisa o una cara bonita. Y, por supuesto, que un cuerpo que apenas puedo esperar a poseer.

Que poseeré.

Y ella disfrutará de cada segundo. Pienso asegurarme de ello. [ Cash]

Siento la necesidad de acomodarme los pantalones y me recuerdo a mí mismo que estoy pisando terreno peligroso. Lo sé muy bien, pero cuando bajo la mirada a la cara de Olivia, a sus ojos vivaces y sus labios exuberantes, no soy capaz de ignorar esos pensamientos.

––Solo si es lo que a ella le gusta ––respondo al tiempo que alargo la mano para apretar entre los dedos el negro mechón que veo en su hombro. Los cabellos son como la seda entre mis dedos, igual que su piel contra el dorso de mi mano––. ¿Qué es lo que te gusta a ti, Olivia? [Nash] 


Como he comentando más arriba, el libro se lee muy bien, su autora tiene un estilo sencillo, no se anda por la ramas y eso hace que vayas leyendo sin apenas darte cuenta. Me ha encantado que en todo momento conozcamos los pensamientos de los tres, ya que cada capítulo va alternando con ellos. Mientras he ido avanzando en la historia, me he encontrando con la misma indecisión de Olivia, porque  hay cosas que no parecen lo que son en un primer momento, y todo por lo que pasa y las dudas que surgen en ella, llegado un momento es totalmente compresible, y en este sentido es donde ha dado la historia un giro que no esperaba. Cash y Nash no han tenido un vida fácil y ocultan un secreto. ¿Qué pasará cuando Olivia lo descubra?

La decisión de Oliva es un libro que a priori puede que mientras lo lees creas que todo está dicho, que todo girará en la decisión como bien dice el título, de cual será su elección, pero en ese sentido hay sorpresas que me han gustado mucho y han dado un enfoque a la historia totalmente diferente. Una lectura sexy, entretenida, desenfrenada que gana mas puntos con el giro que da. Me ha hecho pasar muy buen rato, con un final que te deja con ganas de más. A la espera de su continuación.