FOTORESEÑA · ALICIA EN EL PAÍS DE LA MARAVILLAS · LIBRO CARRUSEL

18 ene. 2017



Alicia en el País de la Maravilllas · Libro Carrusel · Edelvives
☆☆☆☆☆
Seis magníficas escenas tridimensionales tomadas de la edición original de Alicia en el País de las Maravillas ilustrada por sir John Tenniel. Desciende con Alicia por la madriguera y descubre el universo mágico del País de las Maravillas. Mira a Alicia crecer y menguar, presencia su encuentro con el Gato de Cheshire, únete al té con el Sombrerero Loco, baila con la Falsa Tortuga y asiste al juicioa la Sota de Corazones.

Fotorreseña

RESEÑA · CORAZONES EN EL CAFÉ

16 ene. 2017



Corazones en el café · Rita Morrigan · Vergara · Romántica

Opinión personal.

Corazones en el café de Rita Morrigan, ha sido la novela ganadora del VII Premio Vergara que cada año otorga el Rincón de la Novela Romántica. Una historia de la que después de leer sus últimas páginas, puedo decir con total convicción, que es merecedora de tal premio. Con unos personajes entrañables, nos cuenta una historia de amor preciosa.

Lena rompe con todo y deja atrás Madrid para poner rumbo a un lugar que la aleje de una vida que no siente como suya y donde no puede ser ella misma. Con una madre muy conservadora que no apoya sus decisiones, y un prometido que se aleja mucho del hombre perfecto que finge ser, huye a la ciudad de Buenos Aires para quizás intentar poder encontrarse a sí misma. Lo que nunca imaginó, es que la llegada a su nuevo destino la dejaría más desolada y asustada que nunca y sin nadie a quien poder pedir ayuda. Pero un delicioso aroma llevará sus pasos a una cafeteria muy peculiar y especial, donde su propietario, un hombre hermético y huraño, cambiará su vida para siempre.

Corazones en el café. Reseña.
Fan art · Clic en la imagen para ampliar
––¿Por qué hay corazones en el café? ––preguntó achicando los ojos.
Lena sabía que se refería a los dibujos que ella había hecho en la espuma del café.
––A la gente le gustan ––contestó y se encogió de hombros, antes de dedicarle una sonrisa.
No supo si fue por su respuesta o por la sonrisa, que no se esperaba, pero él pareció un poco desconcertado. Paseó los ojos por su rostro y luego se alejó hasta la otra punta de la cocina con el ceño fruncido otra vez.
––Pues no quiero que haya corazones en mis cafés, ¿está claro? gruñó.
Lena lo observó volverse hacia ella con las manos en la cintura.
––Muy bien, se acabaron los corazones ––convino––. Volveré a las flores y las caritas sonrientes.

Un Lugar Mágico © . Harlie Ave Design .